domingo, 22 de mayo de 2016

Chistes de burros


CHISTES DE BURROS 


Dios estaba creando el mundo y le estaba poniendo el nombre a los animales:
-Tú te llamarás gallina
-Tú te llamarás caballo
-Tú te llamarás burro-
Y siguió poniéndoles sus nombres y después el burro pregunta:
-¿Cómo me llamaba yo?
Y dios contesta:
-Burro
Después de 3 minutos más, el burro pregunta:
-¿Cómo me llamaba yo?
-Burro
Y así cinco veces más le vuelve a preguntar:
-¿Cómo me llamaba yo?
Él le responde:
-Burro idiota
Y el burro dice:
-Yo ya me estaba aprendiendo el nombre y usted ahora me dice el apellido!
--------------------------------------------
Un burro muere frente a una iglesia. Una semana después el cuerpo seguía allí, el Padre se decidió llamar al jefe de policía.
- Sr. policía tengo un burro muerto hace una semana frente a la iglesia!
El policía, gran adversario político del padre contesta:
- Pero padre, ¿No es el Señor quien tiene la obligación de cuidar de los muertos?'
- ¡Asi es! Pero también es mi obligación de avisar a los parientes
------------------------------------------------
En un pueblo se está construyendo una carretera. Un pueblerino se sentaba largas horas a ver como se realizaba la obra cuando se topó con el ingeniero.
- Hola, soy George Frank Steven, el ingeniero que hizo los estudios y encargado de la obra y la maquinaria.
- Hola, yo soy Federico Díaz, soy del pueblo de al lado.
- Veo que nunca habías visto cómo se hace una carretera moderna. Dime, ¿Cómo hacen las carreteras en tu pueblo?
- Bueno, en mi pueblo cuando queremos hacer una carretera de un pueblo a otro, soltamos un burro viejo y el animal escoge el camino más corto y más seguro y por ese camino hacemos la carretera.
- ¿Y qué pasa si no tienen un burro?
- ¡Llamamos a un ingeniero!
--------------------------------------------------
Un Gallego tenía una fábrica de chorizos y estaba enseñando a su hijo cómo funcionaba.
- Hijo, si metes un burro por este agujero, pasará por esta máquina y saldrán por aquí los chorizos.
El hijo luego de pensar un rato le pregunta...
- Padre, ¿y si meto un chorizo por este agujero, entonces saldrá un burro por el otro?...
- ¡NO! nooo... nooo... metes un burro por acá, pasará y saldrán por aquí los chorizos...
- ¡Ahhh...! entonces, meto el chorizo por acá y por allá saldrá un burro!!!...
Desilusionado, el padre le responde.
- No, hijo..., el único agujero al cual le puedes meter un chorizo y sale un burro, lo tiene tu madre
---------------------------------------------------------
Era un burro que le gustaba tener sexo con los animales de las demás granjas. Un día lo andaba buscando el dueño del burro y va con el dueño de la granja vecina y le dice:
-Oiga, ¿no ha visto a mi burro?
-Sí, vino y se echó a mis cabras.
¿Y no vio para donde se fue?
Si, se fue para la otra granja.
Va a la otra granja y le dice al señor:
¿No ha visto a mi burro loco?
Sí, vino y se echó a mis gallinas.
¿Y no vio para dónde se fue?
Sí, se fue por ese lado.
El señor ya llevaba un rato buscándolo y por fin lo ve tirado en el desierto y dice:
¡No, burro, no te mueras!
Y el burro le dice:
¡Cállate, que me espantas a los zopilotes!
--------------------------------------------------------------
Un hombre llamado Juan tenía un burro muy triste, y no sabía cómo hacerlo reír. Entonces publica un anuncio en el diario que decía:
"Pago 10. 000 dólares al que haga reír a mi burro, y el que no lo haga reír deberá pagarme una determinada cantidad. "
Al día siguiente en la casa del hombre: una larga cola de humoristas, payasos famosos que venían hacer reír al burro. Pasa el primero y nada (o sea debió dejar el dinero) pasa el segundo y nada... bueno así uno tras otro hasta que llego un chinito.
- Juan dice: ¿vos venís hacer reír a mi burro?
- Chinito: si, yo venir a hacer reír a burrito.
- Juan: bueno pasa a ver si tienes suerte.
El chinito entra en la habitación donde se encontraba el burrito. Al rato sale el chinito y el burro que se mataba de la risa y no paraba de dar carcajadas, Juan muy impresionado le dio toda la plata que había juntado, y el chinito se fue.
A la semana otro anuncio de Juan que decía:
¡Pago 10. 000 dólares al que calle a mi burro!
¡Que vuelva a ser el mismo burro triste que era! ¡NO LO SOPORTO!
Al día siguiente: una larga cola, de personas que venían a contarle al burro de sus desdichas en la vida: tragedias, familiares, fallecidos, etc. a ver si podían hacerlo llorar y que volviera a ser el mismo burro triste de siempre. Entra a la habitación donde se encontraba el burro: el primero: nada. El segundo: nada. Bueno regresa el chinito nuevamente.
- Juan dice: ¡volviste!
- Chinito: si, yo venir a poner triste al burro.
- Juan: ¡Bueno, está bien!
A los minutos sale el chinito de la habitación con el burro triste y llorando.
- Juan dice: perdóname pero ¿cómo hiciste para que mi burro se mate de risa y después llore?
- Chinito: para hacerlo reír, le dije que lo tenía más grande que él y para hacerlo llorar: ¡se lo mostré!
-------------------------------------------------------
En la selva había una trampa, y en ella cayeron atrapados un león y un burro. El león al ver al burro temblando de susto le dice:

Tranquilo viejo, yo no como burros, a mí me gustan los venados.

Y el burro se tranquiliza, pero pasaban los días y nada de comida. El león con hambre, el burro arrinconado en la trampa le recuerda que no le gusta la carne de burro, y el león contesta:

¡Sí viejo, pero hoy amaneciste con una cara de venado!