viernes, 20 de mayo de 2016

Chistes de peluqueros


 Un hombre mete su cabeza en una peluquería y pregunta:
- ¡Paco! ¿Cuánto tiempo te falta para que me puedas hacer un corte de pelo?
El peluquero mira a su alrededor y, viendo la peluquería  llena, le dice:
- Como dos horas.
Y el hombre se va.
Unos días después el mismo hombre vuelve a la peluquería y, desde la  puerta, le pregunta al peluquero:
- ¿Cuánto tiempo te falta para que me puedas hacer un corte de pelo?
El peluquero mira alrededor de la peluquería y dice:
-  Tal y como tengo hoy de gente, como unas tres horas.
El hombre se va.
Una semana después el mismo hombre vuelve a la peluquería y desde la puerta le pregunta al peluquero:
-  ¿Cuánto tiempo te falta para que me puedas hacer un corte de pelo?
El peluquero mira alrededor de la peluquería y dice:
-  Como dos horas y media.
Y el hombre, una vez más, se va
El peluquero llama al aprendiz que estaba a punto de enjabonar la cabeza a un cliente y le dice:
- Oye, Manolo, ven p'acá.. Mira, me sigues discretamente a ese señor  que acaba de salir y ve a ver dónde va. Lleva varias semanas que viene, pregunta en cuánto tiempo le puedo hacer un corte de pelo pero después  nunca regresa.  A lo que veas donde ha ido, te vuelves rápido y me lo dices.
Un rato después, Manolo vuelve a la peluquería, riéndose histéricamente. El peluquero le pregunta:
-  Manolo, ¿por fin a dónde fue el hombre después de pasar por aquí?
El aprendiz, con lágrimas en los ojos de tanto reírse, le dice:
- ¡Coño Paco.....A TU CASA!
---------------------------------------------------------------------
El Loro de un peluquero fastidiaba a una mujer que pasaba por la calle diciéndole:
- Buenos días prosti!!!!
Y otro dia: - Buenas tardes prosti.!
Hasta que un día la mujer le reclama al dueño diciéndole que castigue al Loro pintándolo de negro...!
Al día siguiente estaba el loro pintado de negro, y al pasar la mujer el loro se quedo en silencio....!
La mujer con aires d victoria le dice: porque tan calladito lorito hijo puta?? Y el loro con aires d grandeza responde: - Cuando estoy de smocking no hablo con putas
--------------------------------------------------------
En la peluquería después de que le lavan la cabeza a una señora:
– ¿Le envuelvo la cabeza con una toalla?
– No gracias, me la llevo puesta.
------------------------------------------------
Un tío va a una peluquería y pregunta:
– Buenos días,  perdone, ¿Cuánto cuesta que me afeite?
El peluquero contesta:
– Cuesta tres euros y el corte de pelo, ocho euros.
Y el hombre responde:
– Entonces, afeitame la cabeza
-----------------------------------------------------
Un hombre llega a la barbería con cara de preocupación. El barbero enseguida le pregunta:
Pedro, ¿Qué te pasa, tu siempre tan bromista y estás con esa cara de preocupación?
Pedro le contesta:
Es que tengo un dolor de cabeza desde ayer, entonces me fui a la casa y cuando llego a ella me encuentro a mi mujer con otro.
El barbero muy asombrado le pregunta.
¿Con otro hombre?
Y el hombre le responde:
No chico, con otro dolor de cabeza.
El barbero que es muy bromista piensa que le va a decir eso a otro para tomarle el pelo. En ese momento entra un vecino, y el barbero pone cara de preocupación, a lo que el vecino le pregunta.
¿Qué te pasa, si tu eres siempre tan bromista y te veo tan pensativo?
El barbero le contesta:
Es un terrible dolor de cabeza que tengo, fíjate que ayer tuve que cerrar la barbería por ese dolor de cabeza y cuando llego a la casa encuentro a mi mujer con otro.
Entonces, inmediatamente el vecino le contesta:
Caramba por fin te das cuenta, todos los vecinos sabíamos que apenas tu salías, ese hombre se metía a tu casa con tu mujer y salía en la tarde.
------------------------------------------
Un día, un florista fue al peluquero a cortarse el pelo. Luego del corte pidió la cuenta y el peluquero le contestó:
– No puedo aceptar dinero. Esta semana estoy haciendo un servicio comunitario.
El florista quedó agradecido y se despidió. Cuando el peluquero fue a abrir el negocio, a la mañana siguiente, había una nota de agradecimiento y una docena de rosas en la puerta.

Luego entró un panadero para cortarse el pelo, y cuando fue a pagar, el peluquero respondió:
– No puedo aceptar dinero. Esta semana estoy haciendo un servicio comunitario.
El panadero se puso contento y se fue. A la mañana siguiente cuando el peluquero volvió, había una nota de agradecimiento
y una docena de pasteles esperándolo en la puerta.

Más tarde, un profesor fue a cortarse el pelo y en el momento de pagar, el hombre otra vez respondió:
– No puedo aceptar dinero. Esta semana estoy haciendo un servicio comunitario.
El profesor con mucha alegría se fue. A la mañana siguiente, cuando el peluquero abrió, había una nota de agradecimiento y
una docena de diferentes libros, tales como ‘ Cómo mejorar sus negocios’ y ‘Cómo volverse exitoso
Entonces un diputado fue a cortarse el pelo y cuando fue a pagar y el peluquero nuevamente dijo:
– No puedo aceptar dinero. Esta semana estoy haciendo un servicio comunitario.
El diputado contento se alejó. Al día siguiente cuando el peluquero fue a abrir el local, había una docena de diputados
haciendo cola para cortarse el pelo gratis.